Polémica por un seminario que promete "curar la homosexualidad"
02.08.12

Un movimiento vinculado a una iglesia norteamericana comenzará un congreso en el país; distintas organizaciones lo repudiaron y reclaman la intervención del Estado

En plena vigencia de la ley de matrimonio igualitario en Paraná, Entre Ríos, mañana se realizará un seminario de tres días organizado por una Iglesia afiliada al movimiento religioso surgido en EE.UU "Desert Stream" que promete "curar" la homosexualidad. El repudio es unánime.
 
 
Mas de 46.000 miembros de AllOut.org en el mundo junto a la Federación Argentina de lesbianas, gays, bisexuales y trans (FA Lgbt) lanzaron una denuncia internacional y llaman a las autoridades nacionales a que denuncien y prohíban estos seminarios que, aclaran, "pueden llevar a la muerte".
 
 
En un comunicado, AllOut.org y la Federación Argentina Lgbt informan que se aliaron para solicitarle al Estado argentino "que tome cartas en el asunto y comience una investigación sobre estos mal denominados 'tratamientos' que empujan a personas lesbianas, gays, bisexuales y trans a un espiral de autodestrucción que incluso puede llevar al suicidio ".
 
 
En diálogo con LA NACION, el presidente de la Federación, Esteban Paulón, explicó que en un principio intentaron no darle trascendencia a este movimiento pero, debido a la difusión que tiene, consideraron necesario un firme repudio que incluirá, incluso, un escrache en el lugar de la convocatoria.
 
 
"Evaluamos una presentación judicial por ejercicio legal contra la medicina", dijo. Y se explayó al explicar: "Este tipo de lavado de cerebro ha sido cuestionado por la Organización Panamericana de la Salud y las principales Asociaciones y Colegios Profesionales en distintas partes del mundo. En nuestro país esta discusión ha sido ampliamente discutida y saldada en el contexto de Matrimonio Igualitario, la ley de identidad de Género y la ley de Salud mental". En la Argentina, a dos años de la sanción de la ley de matrimonio igualitario, se casaron 6000 parejas del mismo sexo.
 
 
El diputado Leonardo Gorbacz, psicólogo y autor de la Ley 26.657 de Salud Mental, destacó que "nuestra ley de salud mental es clara respecto a que ni la orientación ni la identidad sexual pueden ser considerados enfermedades, por lo tanto es ilegal cualquier oferta de cura, se llame como se llame. Estos tratamientos no son inocuos, son muy dañinos para la salud mental individual y colectiva: individual, porque fuerzan modificaciones subjetivas imposibles e innecesarias que generan culpabilidad y sufrimiento, y colectiva porque profundizan procesos colectivos de prejuicios y discriminación que en nuestro país afortunadamente están en franco retroceso, con el fuerte apoyo de nuestro gobierno que es líder en el mundo en materia de derechos humanos y respeto a la diversidad sexual".
 
 
El Inadi, por su parte, también expresó su preocupación en un comunicado. "El Instituto contra la discriminación promueve el pleno respeto hacia la diversidad sexual y rechaza los intentos por patologizar a lesbianas, gays y trans", menciona.

Copygright 2009 DiarioCero | Todos los derechos reservados. Diseñado por