Ahora el cuaderno de comunicaciones está on line
13.02.11

Tres mendocinos idearon GoSchool, una plataforma que permite a padres, alumnos y docentes relacionarse a través de internet para informar sobre asistencias, calificaciones o reuniones

Por Fuente Los Andes

¿Tu hijo se llevó 10 materias a marzo y te enteraste el 28 de febrero? ¿El padre de un alumno no va a una reunión porque su hijo nunca le avisa? ¿Faltaste a clase y descubrís al volver que había un trabajo que entregar ese día?

Una idea mendocina ya está en marcha para que las respuestas a estas preguntas sean parte de la solución y no del problema.

Ese es el objetivo de GoSchool, un sistema que permite que la relación entre padres, alumnos y docentes se vuelva 2.0 y on line.

GoSchool es una iniciativa de tres desarrolladores mendocinos: Ezequiel Prieto, Lisandro Rábida y Marcos Domínguez. Ellos son los integrantes de Nidit, un estudio de tecnología dedicado al desarrollo de nuevos emprendimientos para la región.

Dicen que las buenas ideas son las más simples y quizá con esa premisa nació GoSchool.

Gracias a esta plataforma los padres no dependen de sus hijos para saber cómo les va en la escuela y sin necesidad de visitas periódicas para enterarse sobre el desempeño académico.

También los directivos y docentes pueden llegar a los padres en forma directa no sólo para comunicarse sino también para que accedan a la información que la escuela posee de sus hijos.

Pero todo eso que parece una hipervigilancia sobre la actividad de los estudiantes no es más que la adaptación a los tiempos que corren de las viejas herramientas que la escuela usa desde hace años para comunicarse con los padres y con los estudiantes.

"Buscamos darle soluciones tecnológicas a problemas de todos los días. En el caso puntual de la escuela vemos que para comunicar hay muchas falencias como un cuaderno de comunicaciones y una libreta con notas que informa en forma directa", afirma Ezequiel Prieto, uno de los desarrolladores del proyecto.

GoSchool facilita la vida de todos los involucrados. Los directores pueden acceder al sistema para cargar el plan de materias, los horarios, cursos, profesores y legajos de alumnos. Los docentes pueden programar el año, tomar asistencia, cargar planillas una sola vez o poner las calificaciones de los alumnos en la plataforma, y los padres pueden conectarse a internet desde cualquier lugar y acceder a toda esa información.

"Muchos piensan que es un sistema botón, pero es además una cuestión de seguridad para, por ejemplo, los chicos que van solos a la escuela; si no llegan notifican a los padres vía mensaje de texto. También la plataforma sirve para que los inscribas y no tengas que hacer colas", enumera el desarrollador y agrega: "Va desde el estado académico del chico hasta todo lo que la escuela quiera comunicar".

Pensando en abarcar todos los aspectos posibles, GoSchool ofrece también seguridad. "La escuela manda un mensaje de texto a los padres si el chico no llega a la escuela o los padres, tutores y profesores con sólo poner el nombre del chico en el sistema se enteran quiénes están autorizados a retirarlos a la salida".

La iniciativa abarca todos los niveles educativos y en todos ellos, señalan, busca facilitar la información y la comunicación.
 
"Al chico que va al jardín de infantes le interesa jugar, no le importa el cuadernito de comunicaciones y cuando es más grande, menos", ríe Ezequiel pero resalta luego uno de los puntos más sensibles del triángulo amoroso existente entre padres-hijos-escuela: "Hay padres que se enteran recién al final del cuatrimestre que el hijo se lleva todas las materias o se enteran a fin de año que las vacaciones se limitan a enero porque el chico tiene que estudiar para rendir en febrero".



Como cualquier emprendimiento, este también empezó partiendo de una necesidad y de investigar si alguien ya la había satisfecho.

"Investigamos mucho y vimos que en Estados Unidos hay estados que están totalmente informatizados pero que no son tan abarcativos como nuestro proyecto. En Argentina, en cambio, vemos que existen las aulas virtuales como tecnología aplicada a la educación pero que aun no están muy desarrolladas", dice Ezequiel Prieto.

El desarrollo de GoSchool es 100% mendocino. Llevó más de un año de trabajo y contó con el asesoramiento de docentes de todos los niveles.

"Nosotros queremos que los padres, los docentes y los chicos lo usen. Es como tener un aula virtual pero también el sistema administrativo de la escuela en forma directa y disponible desde casa".

Hasta aquí todo muy lindo, pero es un buen momento para aclarar que GoSchool no es gratuito. "Nosotros lo ofrecemos a las escuelas interesadas y cobramos por el servicio. Somos un canal de comunicación y se paga mensualmente como se pagan otros servicios como la luz o el teléfono", aclara Prieto.

GoSchool ya funciona en Mendoza y es parte de dos escuelas privadas de la provincia. "Empezamos con los privados por una cuestión de velocidad. Allí hay menos trámites burocráticos que en las escuelas públicas pero también sirve de puesta a punto para luego dar el paso hacía las escuelas del Estado", afirma Prieto.

También remarca que el sector privado se mostró interesado en el proyecto porque es una forma de sumar servicios, algo que es distintivo en la educación privada. "Nosotros queremos que se expanda y si luego un colegio rural quiere ser parte le podemos dar el servicio, pero antes teníamos la necesidad propia de que se empezara a usar y tener casos de éxito", agrega.
 

Copygright 2009 DiarioCero | Todos los derechos reservados. Diseñado por